Nos visitó MARIA

Verdadera ayuda de emergencia…

¡Pensándolo bien, nos acostamos el miércoles 20 de septiembre de 2017 y nos levantamos el jueves 21 de septiembre de 1940!

No teníamos energía eléctrica, no teníamos agua, no tenimos teléfono y tampoco TV, celulares, Internet, “fast foods”, diesel o gasolina y muchos de los demás beneficios que ni siquiera pensábamos que nos faltarían alguna vez, nos faltaron..

Una de las grandes necesidades especialmente después de un desastre, las comunicaciones, desaparecieron como por arte de magia.

En la radioafición, supuestamente una de las virtudes es poder ofrecer comunicaciones cuando los demás servicios convencionales dejan de funcionar, de ahí el dicho…”Cuando todo falla – la radioafición”.

Dicho todo ese sermón, aquí me encuentro escribiendo un “lunes de boricua” muy especial: usando mi lap-top, que nunca usaba para este menester, frente a un quinque que por años fue parte de una colección de antigüedades y que es buena fuente de luz que también ayuda a repeler insectos. Ah… sin olvidar que hoy lunes precisamente es mi cumpleaños, he podido, con la ayuda de Dios, llegar a la última década de un siglo de vida.

Por años en Puerto Rico nos acostumbramos y nos conformábamos con una o varias redes en la banda de dos metros que considerábamos suficiente para supuestamente atender emergencias y desastres.

En honor a la verdad – y se comprobó con el reciente huracán María – lo que hicimos no rindió gran provecho. Necesitamos redes bien planificadas y bien organizadas para poder decir: “Cuando todo falla – la radioafición”. Si tenemos redes bien organizadas y operadores bien entrenados podemos ser de gran ayuda cuando las comunicaciones convencionales dejan de funcionar. No basta con anunciar programas con bombos y platillos para luego no tener nada a la hora de la verdad. En Puerto Rico tenemos muchos y buenos radioaficionados para poder ayudarnos nosotros mismos sin tener que recurrir a radioaficionados de los Estados Unidos.

Vamos a un poco de teoría básica: Somos una isla pequeña, pero con una topografía muy difícil, no tenemos terrenos planos más allá de unas pocas millas y aunque somo de una extensión pequeña – 100 por 35 – necesitamos mucho mas esfuerzo y conocimientos para operar redes de emergencia que en lugares planos y grandes extensiones como existen en otros países no es gran problema.

El pretender correr una red de emergencia en VHF/UHF tiene muy poca posibilidad de éxito. Recordemos que las bandas altas tienen poco alcance, funcionan en línea de visión y dependen de repetidores para cubrir áreas más extensas. Esa practica es precisamente el fracaso de las agencias de gobierno, por operar un VHF, pierden un repetidor y “caput”, se inutiliza la red. Eso les pasa también a nuestras redes en VHF/UHF.

Los repetidores por lo general se instalan en áreas altas, cerros y montañas que son las que precisamente los vientos y el mal tiempo atacan con más fuerza y para poner sal en la herida, están donde es difícil llegar en tiempos huracanados debido a que las carreteras y caminos se dañan debido a inundaciones y derrumbes y no se puede llegar a los equipos para repararlos.

Para organizar redes de emergencia se requieren conocimientos del comportamiento de propagación y por supuesto de tener operadores bien entrenados, que todos piensen y actúen de la misma forma no importa donde les toque ayudar.

Sin animo de pretender ser un experto, una red de emergencia debe funcionar más o menos de la siguiente forma:

Primero – Las redes deben tener comunicación directa (de antena a antena) entre los distritos y el punto central de comunicaciones o sea San Juan. Esa red debe llevarse en bandas bajas, 40 y 80 metros dependiendo de la hora del día o la niche. Debe ser una red “dirigida” (cerrada) con un control absoluto por el operador de control central. En otras palabras, debe haber una estación de HF operando desde San Juan, Arecibo, Aguadilla, Mayagüez, Ponce, Guayama, Humacao, Carolina y las islas de Vieques y Culebra.

Localmente en los distritos se debe contar con estaciones en redes operando en VHF/UHF simplex cubriendo los pueblos adyacentes a los Distritos. Por ejemplo, en Ponce se deben cubrir los pueblos de Juana Diaz, Adjuntas, Peñuelas, Guayanilla, Santa Isabel, Salinas, y otros adyacentes.

Luego de organizar esas estaciones y con no menos importancia hay que entrenar los operadores. Es importante que todos “hablen el mismo idioma”, se comporten en forma similar y sepan como comportarse en sus interrelaciones con las agencias servidas. Eso no es tarea fácil. Para radioaficionados operadores de emergencia profesionales la División de Educación Continuada del ARRL ofrece cursos preparatorios excelentes entre ellos el “Curso para la Certificación de Radio operadores de Comunicaciones de Emergencia” (EC-001). En Puerto Rico se ofrece el EC-001, diseñado en español para radioaficionados deseosos de ser verdaderos operadores de emergencia. En inglés el curso tiene un costo de $85.00 más $15.00 por el examen. En español el curso es enteramente gratis con solamente pagar $15. por el examen incluyendo el certificado que expide el ARRL para los que lo aprueben. El contenido de este examen se puede ver visitando: http://kp4boricua.org/pr/comunicaciones-de-emrgencia/

Puerto Rico que esta en la trayectoria de huracanes y se enfrenta a ellos todos los años, necesita un buen sistema de comunicaciones de emergencia. No debemos permitir que nos suceda lo que este año cuando el Capitulo de Puerto Rico de la Cruz Roja Americana tuvo que pedirle al presidente del ARRL que le enviara docenas de radioaficionados norteamericanos para hacerse cargo de las comunicaciones de emergencia durante y después del Huracán María. Tenemos que prepararnos para poder decir — “Cuando todo falla – la radioafición”.  Eso no fue así este año.

Creo que todos coincidimos cuando decimos que en Borinquén hay excelentes radioaficionados y cuando nos organizamos bien, con buenos lideres, no necesitamos la ayuda de nadie, aunque por supuesto la agradecemos cuando nos llega.

Hasta el próximo lunes de boricua, Me voy a celebrar mi cumpleaños…

Comentarios a <madera.victor@mail.com>

73 de Victor/KP4PQ