Gotitas de la Historia 2…

Gotitas de la Historia…

Hay tanto que aprender de la historia de la radio que da pena ver – por lo menos a mi – como perdemos el tiempo dedicándolo a necedades y a asuntos de poca importancia que algunos radioaficionados utilizan para tratar de ganar importancia engañando a los demás. Como dice el refrán, “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo, puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.” (Abraham Lincoln).

En muchas ocasiones el ego es tan aterrador que vivimos nuestra corta vida engañando a los demás sin darnos cuenta de que “el medio más fácil de ser engañado es creerse más listo que los demás”.

Nuestro pasatiempo – la radio – cuenta con una historia tan fértil que vale la pena de vez en cuando hablar o más bien escribir de ella. Espero que “gotitas de historia” de vez en cuando sean de interés mara muchos de nuestros lectores.

Usamos información de la ya extinta compañía Westinghouse para tratar de llevar a nuestros lectores algo que tal vez no muchos conozcan.

Durante los primeros años de existencia, la radio solo se utilizaba para llevar mensajes de un punto a otro, de un remitente a un receptor. Aun no se había concebido la radio como un medio de diversión e información para el público. Tampoco se concebía como un instrumento comercial ni se habían considerado sus posibilidades de una gran industria.

Fueron los radioaficionados quienes primeramente usaron la radio como medio de diversión, transmitiendo discos fono gráficos para el entretenimiento de sus amigos. No se había ideado aun, sin embargo, un plan para transmitir programas regulares para un público en crecimiento. Fue la estación KDKA de la Compañía Westinghouse en Pittsburg, la primera en ofrecer esta clase de servicio. El 1ro de noviembre de 1920 inauguró esta estación sus servicios regulares.

El estudio de la KDKA estaba situado sobre un garaje del hogar del Dr. Frank Conrad, ingeniero del Departamento de Investigaciones de la Westinghouse. El hizo sus primeros experimentos para la KDKA que en sus principios era pobre y de muy poca potencia, que entonces se identificaba como 8XK. Recién montada, Conrad y sus amigos tuvieron que levantar una carpa para protegerse de la lluvia. La carpa fue derribada por fuertes vientos por lo que tuvieron que trasladar el estudio al interior del garaje.

Como las condiciones acústicas eran pobres, El Dr. Conrad levantó una tienda de campaña de lona para que el equipo estuviera a prueba de ruidos. En sus primeras transmisiones el Dr. Conrad ofrecía música grabada en discos fonográficos que le regalaba una casa de música de la vecindad, a cambio de la mención de su nombre durante la transmisión. Fue esta casa, tal vez, la primera auspiciadora comercial de un programa de radio.

Las transmisiones de la 8XK atrajeron la curiosidad de muchas personas y suscitaron abundantes comentarios. Un día para gran sorpresa del Sr. H.P. Davis, vicepresidente de la Westinghouse, apareció un anuncio de una casa que ofrecía para la venta radiorreceptores específicamente para los que quisieran sintonizar la estación de la Westinghouse. Hasta entonces la Westinghouse no se había enterado de la popularidad de su emisora y del interés del público por sus transmisiones. Tal revelación trajo como consecuencia que se construyera una estación mucho más potente bajo la dirección del Sr. Conrad.

La nueva emisora se inauguró el 2 de noviembre de 1920, día de elecciones y pudo incluir en su transmisión el triunfo de Harding sobre Cox. La falta de receptores limitó la audiencia; alrededor de dos mil personas pudieron oír esta transmisión; esto no aminoró, su éxito indiscutible.

A partir de aquel día la estación continuó transmitiendo regularmente. Para asegurar un público oyente, la Westinghouse fabricó radiorreceptores muy sencillos, que repartió entre amigos y empleados de la compañía.

Entre las primeras transmisiones de interés para los radioescuchas pueden contarse la pelea de boxeo entre Ray y Dundee, el 11 de abril de 1921, el primer encuentro transmitido por radio, el campeonato de tenis por la Copa Davis, en agosto del mismo año y un juego de béisbol.

La KDKA continuó sus servicios y es una de las estaciones más potentes de los Estados Unidos (50,000 vatios). Trabaja en cadena con la NBC y sigue en líneas generales los mismos objetivos que inspiraron su fundación.

Luego de esta hazaña histórica se fundaron un sinnúmero de estaciones en la nación sobre las cuales escribiremos en próximas “gotitas de la historia”.

¡Hasta el próximo lunes de boricua!

73 de Victor, KP4PQ