La Semana Santa…

Fin de la Semana mayor…

Puerto Rico celebra el Viernes Santo, una fecha en la que se conmemora la muerte, luego del penoso padecimiento de Jesucristo en la Cruz. Esta es una fecha de recogimiento espiritual y de fe profunda. Es una fecha en la que el ayuno y la abstinencia juegan un papel fundamental, no solo porque a través de estos se reconoce el papel que Jesucristo jugó para nuestras vidas, sino porque el sacrificio y la humildad son los elementos que mejor honran su labor y su memoria.

Los puertorriqueños realizan varias ceremonias en esta fecha, como es el caso del Vía Crucis que no es otra cosa que el camino recorrido por Jesús, una simbolización de este camino y su sufrimiento, que son simbolizados por los que se dedican a adorar la figura del hijo de Dios en la fecha de su muerte.

En esta fecha se hacen procesiones a fin de que todos recuerden en estos días feriados en Puerto Rico, el momento en que Jesús va a la cruz por el resto de los hombres y mujeres.

Este es uno de los días festivos en Puerto Rico porque es un día de celebración de la fe cristiana. Un día de reconocimiento del papel de la iglesia y de solidificación de la palabra de Dios ante sus hijos e hijas, quienes están a merced de su palabra y de su obra.

Los católicos sobre todo celebran este día, y los puertorriqueños en general también lo hacen porque al ser de los días feriados en Puerto Rico, aquellos que no profesan la fe cristiana, se van a hacer las gestiones pertinentes para esta fecha, que en general son ir de compras, ir a la playa, etc. Es una fecha en la que no trabaja casi nadie, aunque las condiciones de seguridad y referentes a otros servicios están aseguradas, tal es el caso de la alimentación, la salud, el transporte público, etc. Esto permite que los turistas que venga a Puerto Rico en estas fechas lo hagan sin temor por su seguridad o las de sus familias. Esta es una fecha en la que a pesar de ser una fecha de abstinencia y ayuno se siguen vendiendo los platos típicos y los productos que los puertorriqueños consumen normalmente solo que muchos se limitan de ellos hasta que termina la semana santa, que incluye el sábado santo y el domingo de resurrección.

A continuación, le brindamos uno de los más bellos poemas dedicados al legado de Jesucristo, en él el espíritu de benevolencia, al igual que el amor de los latinos y los puertorriqueños en específico por esta figura religiosa, es evidente:

Nunca olvidaré aquel día

cuando a mi vida llegaste

en tinieblas yo me hallaba,

mas Tú mi senda alumbraste.

Entre multitud de gente

vagaba sin esperanza

como un barco a la deriva

naufragando, iba mi alma.

A inquirir comencé un día

¿qué pasaba? no sabía

entre temores y dudas,

existía mas no vivía.

¿Qué pasa conmigo, Dios?

¿Qué es lo que me está pasando?

Quiero reír y no puedo;

siempre termino llorando.”

“Ayúdame mi buen Dios; ”

ayúdame, te lo pido

sana ya mi corazón

y llena hoy mi vacío.”

algo ocurrió;

Su Palabra El enviaba

“Soy la luz”, dijo el Señor;

por una piedra me hablaba

Disfruta el Viernes Santo junto a la familia puertorriqueña, una oportunidad única, por su belleza y su espiritualidad.

Disfruta como buen cristiano de la Semana Mayor

Hasta el proximo lunes de borucua,

73 de Victor – KP4PQ